Competir en tiempos de pandemia

El torneo de League of Legends organizado por Campus Party fue una gran oportunidad que tuvieron muchos jugadores de competir y seguir ganando experiencia en el mundo de los Esports.

Ya sea por amistad, vinculados con la facultad o incluso con un deporte profesional, algunos de ellos hablaron con ADEEMA para contarnos qué representó para ellos este torneo.

El grupo de amigos que fue campeón

El equipo Tortugas Diabólicas fue el gran ganador del torneo de LoL. Matías Andrés, que juega como support, explicó que “fue creado sólo para jugar ese torneo” y que “fue un rejunte de amigos y se nos dio para llevarnos la victoria”.

Es cierto que la amistad no gana campeonatos. Matías, de 21 años, llegó a los Esports hace años, primero de la mano del Counter Strike y luego con el League of Legends. “Hasta ahora debo haber jugado muchísimos torneos”, asegura, y aunque reconoce que no tiene un entrenamiento fijo con el equipo, siempre trata de dar lo mejor, y su equipo pudo coronarse campeón prácticamente arrasando cada instancia jugada.

Matías define a su principal virtud como “el manejo de la visión. Suelo tener setteados los objetivos antes de que salgan”. Con lo cual, la estrategia es clave para él, y más en este tipo de Esports.

Esports y la universidad

Otro equipo que llamó la atención, no sólo por llegar a la final, sino por su nombre, es el de UTN Alpha. Matías Iannuccelli, también de 21 años, forma parte del mismo desde junio, avisa de la necesidad de saber dividir los tiempos entre Esports y universidad.

“Habitualmente es complicado entrenar con temas como el de la facultad. Individualmente practicamos, y con el equipo entrenamos lo que podemos”
Matías Iannuccelli


“Habitualmente es complicado entrenar con temas como el de la facultad. Individualmente practicamos, y con el equipo entrenamos lo que podemos”, detalla Matías, que igualmente compite de manera amateur. “Con este equipo ya jugamos al menos tres torneos”.

Se define como una persona muy competitiva: “Entender mis errores e ir trabajándolos es clave. Mi mejor virtud es nunca caer en negatividad en momentos complicados, y tratar de ver la forma de ganar aunque lo tengamos complicado”.

Combinar deportes: fútbol y LoL

El de Aramis Serafini fue uno de los perfiles más curiosos del torneo organizado por Campus Party con el apoyo de ADEEMA. El jugador de 18 años de la reserva de Almirante Brown pudo aprovechar estos tiempos sin entrenar para dedicarse un poco más a este E-Sport, y competir con su equipo.

“Esto empezó con la cuarentena, y no me imaginaba jugando torneos con mis amigos”
Aramis Serafini


“Esto empezó con la cuarentena, y no me imaginaba jugando torneos con mis amigos”, comenta Aramis, acostumbrado a entrenar fútbol doble turno pero ahora quizás dispone de más tiempo por la tarde para otras actividades. El LoL comenzó siendo un hobbie para él, aunque ya jugó su segundo torneo.

Con el equipo practica, aunque sin tener horarios fijos: solemos juntarnos todos los días con uno o dos de los chicos, y otras días sí nos preparamos y nos juntamos todos para entrenar. No tenemos horarios específicos sino que tratamos de no perdernos el rastro y estar comunicados”.

En cada torneo, jugadores con distintas historias y motivaciones dan lo mejor de sí para mejorar y lograr ser campeón. Los tiempos de cuarentena sin dudas pudieron ayudar a que muchos de ellos puedan dedicar más tiempo a los Esports, como coincidieron los jugadores del torneo de Campus Party.

Image placeholder

Ezequiel Fernandez Navone

Periodista recibido en la Universidad de Palermo. Cubrió los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018, y torneos internacionales de distintos deportes. Actualmente, trabaja en ADEEMA abocado a los Esports, en búsqueda de contribuir a su crecimiento en la Argentina.